Oración y Novena A Nuestra Señora La Virgen De Fátima

En la Iglesia Católica están las llamadas invocaciones marianas, que son las diferentes representaciones de un mismo Santo. María o Nuestra Señora, la Madre de Cristo, tiene varios títulos, todos ellos asociados a sus milagros, tiempos vividos y apariciones.

Nuestra Señora de Fátima, corresponde a una de sus apariciones más famosas: la de los 3 pastorcitos. Los tres pastorcitos que tuvieron la gracia de recibirla fueron: Lucía de Jesús Santos (10 años), Jacinta Martos (7 años) y Francisco Martos (9 años).

El día de Nuestra Señora de Fátima se celebra el 13 de mayo, primera fecha de las apariciones de Nuestra Señora a los tres niños -que tuvieron lugar cada 13 días desde los meses hasta octubre (excepto en agosto, que fue el 15-), y que tienen su origen en Fátima, una ciudad de Portugal, por lo que se le asignó el nombre del Santo.

Oración y Novena A Nuestra Señora La Virgen De Fátima

Representada como la descripción hecha por los niños, la imagen tan conocida de la Santa está toda vestida de blanco con detalles dorados. Su rostro expresa tristeza y al mismo tiempo una paz acogedora.

✝️ Oración de Nuestra Señora de Fátima

En una ocasión, María enseñó a los niños a orar y también les enseñó la siguiente oración, que llegó a ser conocida como la Oración de Nuestra Señora:

“Oh Jesús mío, perdónanos, líbranos del fuego del infierno, conduce a todas las almas al cielo, especialmente a las que más lo necesitan.”

Esta oración se añadía al Rosario siempre después de cada misterio; era también una petición del Santo.

✝️ Oración a Nuestra Señora de Fátima

“Santísima Virgen,
a quien
te dignas a revelar a tres pastorcitos
en las montañas de Fátima
,
gracias contenidas en
la práctica de tu santo Rosario,
he impreso profundamente en nuestras almas
que debemos tener esta devoción, tan
querida por ti,
que meditando en los misterios de la Redención,
que se celebran en ellas,
Aprovechemos su preciosa fructosa
y alcancemos la gracia (digan lo que quieran alcanzar)
que les pedimos,
si es para la gloria de Dios y el
beneficio de nuestras almas.
Que así sea.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria al Padre.”

✝️ Novena de Nuestra Señora de Fátima

Oraciones que deben ser realizadas todos los días:

Oración Inicial

“Virgen Santísima, que en las montañas de Fátima se dignó revelar a los tres pastorcitos los tesoros de gracias que podemos obtener rezando el Santo Rosario, ayúdanos a apreciar cada vez más esta santa oración, para que, meditando en los misterios de nuestra redención, obtengamos las gracias que insistentemente te pedimos (pide la gracia).

Oh Jesús mío, perdónanos, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo y ayuda especialmente a aquellos que más lo necesitan.

Nuestra Señora de Fátima, ruega por nosotros.”

Después de la oración inicial, reza 10 Ave Marías.

Oración preparatoria

“Oh Santísima Virgen María, Reina del Rosario y Madre de Misericordia, que te dignaste a mostrarnos en Fátima la ternura de tu Inmaculado Corazón, trayéndonos mensajes de salvación y de paz, confiados a tu misericordia maternal y agradecidos por la bondad de tu corazón tan amoroso, hemos venido a tus pies para rendirte el tributo de nuestra veneración y amor.

Concédenos las gracias que necesitamos para cumplir fielmente tu mensaje de amor, y que te pedimos en esta novena, si son para mayor gloria de Dios, te honran y benefician nuestras almas. Que así sea”.

Oración final

“Oh Dios, cuyo Hijo unigénito, con su vida, muerte y resurrección, nos ha hecho merecedores del premio de la salvación eterna, te suplicamos: haz que, meditando los misterios del Santísimo Rosario de la Santísima Virgen María, imitemos los ejemplos que nos enseñas y obtengamos el premio que nos prometes. Por el mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amén.”

🛐 1er Día

“Oh Virgen María, Madre de los pobres pecadores, que, apareciendo en Fátima, dejas que una ligera sombra de tristeza resplandezca en tu rostro celestial para indicar el dolor causado por los pecados de los hombres, que, con compasión maternal, Nos has exhortado a no afligir más a tu Hijo con la culpabilidad, y a reparar los pecados con mortificación y penitencia; danos la gracia de un dolor sincero por los pecados cometidos, y el generoso propósito de reparar con obras de penitencia y mortificación todas las ofensas que se infieren contra tu Divino Hijo y tu Inmaculado Corazón.”

🛐 2do Día

“Oh Santísima Virgen María, Madre de la Divina Gracia, que, vestida de clara blancura, se ha aparecido a los pastorcitos sencillos e inocentes, enseñándoles así a amar y buscar la inocencia del alma, y que, a través de ellos, han pedido la modificación de las costumbres y la santidad de una vida cristiana perfecta, concédenos la gracia de saber apreciar la dignidad de nuestra condición de cristianos y de llevar una vida conforme a las promesas bautismales.

🛐 3er Día

“Oh Santísima Virgen María, distinguida vasija de la devoción, te apareciste en Fátima con el Santo Rosario colgando de tus manos, y repetías insistentemente: “Reza, reza mucho” para acabar, con la oración, con los males que nos amenazan. Concédenos el don y el espíritu de oración, la gracia de ser fieles en el cumplimiento del gran precepto de orar, haciéndolo cada día, para observar bien los santos mandamientos, vencer las tentaciones y llegar al conocimiento y amor de Jesucristo en esta vida, y a la feliz unión con Él en la próxima.

🛐 4º día

“Oh Santísima Virgen María, Reina de la Iglesia, que exhortó a los pastorcitos de Fátima a rezar por el Papa e infundió en sus almas sinceras una gran veneración y amor por él, como vicario de tu Hijo y su representante en la tierra, infunde en nosotros el espíritu de veneración y docilidad a la autoridad del Romano Pontífice, de adhesión inquebrantable a sus enseñanzas, y en él y con él, un gran amor y respeto por todos los ministros de la Santa Iglesia, a través de los cuales compartimos la vida de la gracia en los sacramentos.

🛐 Día 5

“Oh Santísima Virgen María, salud de los enfermos y protección de los afligidos, que, movidos por las oraciones de los pastorcitos, ya han sanado en tus apariciones en Fátima, y han convertido este lugar, santificado por tu presencia, en un taller de tus misericordias maternas por todos los afligidos; venimos a tu corazón materno llenos de confianza filial, mostrando las debilidades de nuestras almas y las aflicciones y enfermedades a lo largo de nuestra vida.

Deja una mirada de compasión sobre ellos y remédialos con la ternura de tus manos, para que podamos servirte y amarte con todo nuestro corazón y con todo nuestro ser”.

🛐 Día 6

“Oh Santísima Virgen María, refugio de los pecadores, que enseñaste a los pastorcitos de Fátima a rezar incesantemente al Señor, para que los miserables no caigan en las penas eternas del infierno, y que manifestaste a uno de los tres que los pecados de la carne son los que atraen a la mayoría de las almas a esas terribles llamas, coloca en nuestras almas un gran horror del pecado y el santo temor de la justicia divina; Al mismo tiempo, despierta en ellos la compasión por los pobres pecadores y un santo celo por trabajar con nuestras oraciones, ejemplos y palabras para su conversión.”

🛐 Día 7

“Oh Santísima Virgen María, Reina del Purgatorio, que enseñaste a los pastorcitos de Fátima a rezar a Dios por las almas del Purgatorio, especialmente las más abandonadas, confiamos a la ternura inagotable de tu corazón maternal todas las almas que sufren en ese lugar de purificación, especialmente las de todos nuestros llegados y parientes y las de los más abandonados y necesitados; alivias sus penas y los llevas preparados a la región de la luz y de la paz, para que allí canten tus misericordias para siempre.

🛐 Día 8

“Oh Santísima Virgen María, en tu última aparición te has dado a conocer como Reina del Santísimo Rosario, y en todas tus apariciones has recomendado el rezo de esta devoción como el remedio más seguro y eficaz para todos los males y calamidades que nos afligen, tanto públicos como privados, tanto en el alma como en el cuerpo, poniendo en nuestras almas una profunda estima por los misterios de nuestra Redención, que se celebran en el rezo del Rosario, para que vivan siempre de sus frutos.

Concédenos la gracia de ser siempre fieles a la práctica de rezarla diariamente para honrarte, acompañando tus alegrías, penas y glorias, y así merecer tu protección y asistencia maternal en todo momento de la vida, especialmente en el momento de la muerte”.

🛐 9º día

“Oh Santísima Virgen María, nuestra dulcísima Madre, que elegiste a los pastorcitos de Fátima para mostrar al mundo la ternura de tu corazón misericordioso, y le propusiste la devoción como el medio por el cual Dios quiere dar paz al mundo, como el camino para traer las almas a Él, y como un supremo don de salvación, haz, oh corazón de la más tierna de las madres, que entendamos tu mensaje de amor y de misericordia, que lo abracemos con filial adhesión y que lo practiquemos siempre con fervor.

Que tu corazón sea nuestro refugio, nuestra esperanza y el camino que nos lleve al amor y a la unión con tu Hijo Jesús”.

Nuestra Señora de Fátima es la representación del dolor de María cuando ve a sus hijos en guerra y en disputa. Se le apareció a tres niños porque son la representación de la inocencia y la fe en su forma más pura.

La enseñanza de su Oración fue su expresión de amor por la humanidad, dando a los hombres la oportunidad de redimirse de causar dolor a sus semejantes.

✅ Historia de Nuestra Señora de Fátima

El 13 de mayo de 1917, en Fátima – Portugal, Nuestra Señora de Fátima se apareció por primera vez a los tres niños que entonces estaban solos. La describieron como una mujer joven de una belleza sin igual, que brillaba y brillaba aún más con su ropa blanca y pura, adornada con tonos dorados.

La imagen de la Virgen, sin embargo, tenía un rostro triste, al mismo tiempo que tenía una mirada acogedora y maternal. Los niños también notaron que la joven mujer tenía en sus manos un hermoso rosario de perlas con el crucifijo de oro, que más tarde se conoció como el Rosario de Nuestra Señora.

Observando la sorpresa y el miedo de los niños, la Santa les pidió que se calmaran porque había venido del cielo para darles una misión. Les pidió que rezaran el Rosario todos los días para que disminuyera todo el dolor y la guerra que azota a la humanidad.

Este fue un mensaje de la Madre para que el hombre aprendiera a arrepentirse y redimirse de sus pecados, pues Ella siempre estaba tratando de interceder por todos nosotros. Sí, la guerra tenía que terminar.

Coincidencia o no, la Iglesia desempeñó un papel decisivo en el derrocamiento del Muro de Berlín, con la ayuda del entonces Papa Juan Pablo II.

Pero la misión de los pequeños no fue tan fácil de cumplir cuando transmitieron el mensaje de María, fueron acusados de difamación e incluso arrestados. Pero en ningún momento se contradijeron a sí mismos en sus palabras o negaron la verdad hablada por el Santo.

La credibilidad de los tres pastorcitos sólo se hizo realidad en su tercera aparición.

En la sexta aparición, la Virgen realizó un milagro. Dijo que los devotos comenzarían a hacer donaciones en su nombre, y que en ese lugar se construiría una Parroquia, que el dinero sería suficiente. La misión ha sido asignada a la señorita Lucía.

En ese momento había varios fieles presentes que vieron salir a María, el sol cambió de color, se tornó plateado y apareció con resplandores muy fuertes entre las nubes, las mismas comenzaron a volverse muy fuertes, sus bordes estaban en llamas, esparciendo rayos de fuego.

Personas que se encontraban a 40 kilómetros de distancia fueron testigos de este fenómeno. La capilla construida en el lugar fue nombrada Nuestra Señora del Rosario, donde recibe a miles de fieles durante todo el año.