✝️ Oración y Novena a Nuestra Señora la Virgen de Lourdes ✝️

Oración y Novena a Nuestra Señora la Virgen de Lourdes

El 11 de febrero se celebra la fiesta de Nuestra Señora de Lourdes. Su devoción a ella comenzó en 1858, en un pequeño pueblo de Francia llamado Lourdes. En este día tres niñas la vieron a través de una aparición, y muchos milagros comenzaron a ocurrir allí.

Aún hoy, la cueva donde las niñas la vieron recibe visitas y adoración, por lo que Nuestra Señora de Lourdes es reconocida por tantas cosas buenas que han sucedido en la vida de las personas.

Oración y Novena a Nuestra Señora la Virgen de Lourdes

✝️ Oración de Nuestra Señora de Lourdes

“Oh, Virgen Purísima,
Nuestra Señora de Lourdes,
a quien te dignaste a aparecer a Bernardita,
en el lugar solitario de una cueva,
para recordarnos que es en la paz de la mente que estamos en medio del
y el recuerdo de que
Dios nos habla y nosotros le hablamos a Él,
ayúdanos a encontrar la paz y
la paz del alma que
nos ayude a preservarnos
siempre unidos en Dios.
Nuestra Señora de la Cueva,
dame la gracia que te pido
tan precisamente (pide la gracia).
Nuestra Señora de Lourdes,
ruega por nosotros.
Amén.

✝️ Novena de Nuestra Señora de Lourdes

Empieza cada día – durante los nueve días – haciendo la señal de la Cruz y comienza con la Oración Inicial.

🛐 Oración Inicial

“Señor Jesucristo, verdadero Dios y hombre, mi Creador y Redentor, porque eres tú, y porque te amo por encima de todo, lamento de todo corazón haberte ofendido, y te propongo firmemente que nunca más peques, que me confieses, que cumplas la penitencia que se me impone y que te retires de todas las ocasiones de ofenderte.

Te ofrezco mi vida, mis obras y mis obras en satisfacción de todos mis pecados; y confío en tu bondad y misericordia infinita para que me perdones por los méritos de tu preciosísima Sangre, Pasión y Muerte, y me des la gracia de enmendarme y perseverar en tu santo servicio hasta el final de mi vida. Amén.”

🛐 Oración para todos los días

“¡Oh, Dios eterno y compasivo! Concédenos la gracia de vivir una vida santa y cristiana, venerando a la Santísima Virgen de Lourdes, para que seamos dignos de su intercesión en la vida y en la hora de la muerte.

Por Cristo nuestro Señor. Amén.”

🛐 Oración final

“Bajo tu protección, te damos la bienvenida, Santa Madre de Dios… No desprecies nuestras súplicas en necesidad, sino líbranos de todos los peligros.

Oh! siempre gloriosa y bendita Virgen!

Ruega por nosotros, oh Virgen de Lourdes!

Para que seamos dignos de las promesas de Jesucristo”.

Puedes ver aquí oraciones a la Virgen de Lourdes por los casos imposibles y los enfermos

📖 Historia de Nuestra Señora de Lourdes

Bernadete Soubirus, su hermana Marie Toinette y una amiga llamada Jeane Abadie, iban camino al río Gave, y pasaron por una cueva donde Bernadete oyó de lejos una voz dulce y silenciosa que la llamaba, curiosa entró en la cueva y siguió esta voz donde para su sorpresa encontró a una joven vestida de blanco.

La niña se arrodilló y comenzó a rezar. Después de 5 meses, María se apareció de nuevo, pero esta vez por las 3 chicas juntas, y a partir de entonces siempre apareció el mismo día y a la misma hora.

La noticia se difundió y mucha gente fue a la cueva para ver a María también, pero sólo los niños la vieron y esto generó mucha desconfianza, por lo que Bernadete fue víctima de muchas agresiones y burlas.

La cueva fue cerrada a causa de la controversia, pero Bernadette se mantuvo firme en lo que había visto e insistió a todos que había que construir una capilla en el lugar de las apariciones.

La desconfianza de la población y el comienzo de los milagros

La desconfianza se hizo muy seria y no dejaron que más niños fueran a la cueva, así que en una de sus últimas apariciones Nuestra Señora le pidió a Bernadette que viniera al lugar en un cierto día y hora y empezara a cavar el suelo con sus manos.

Y así, la muchacha obedeció y cuando llegó el día, de la tierra cavada comenzó a brotar agua.

Cuando todos se enteraron del agua, se asustaron porque era un lugar seco donde nunca llegaría. Entonces la gente comenzó a ir a la cueva en busca de curación, ¡y así es como empezaron a suceder cosas inexplicables!

Muchas personas han podido curarse a sí mismas, como los discapacitados, parapléjicos, enfermedades incurables, etc.

Después de mucho tiempo, Bernadete se unió a la Congregación de las Hermanas de la Caridad en Nevers. Murió a la edad de 34 años y fue canonizada por el Papa Pío XI en 1933.

La Iglesia Católica frente a la situación

En 1862, el obispo de Tarbes se pronunció diciendo…:

“Inspirado por la Comisión compuesta por sabios, médicos y sacerdotes experimentados que interrogaban al niño, estudiaban los hechos, examinaban todo y sopesaban todas las pruebas.

También llamamos ciencia, y estamos convencidos de que las apariciones son sobrenaturales y divinas, y que en consecuencia, lo que vio Bernadette fue a la Santísima Virgen María.

Nuestras convicciones se basan en el testimonio de Bernardita, pero sobre todo en los acontecimientos que han tenido lugar, cosas que sólo pueden ser una intervención divina.

Otra gran prueba (Inmaculada Concepción)

Una de las grandes revelaciones de María de Lourdes, que se convirtió en una de las pruebas de su aparición, fue cuando afirmó a los niños que ella era la Inmaculada Concepción, título que había ganado al Papa Pío IX 4 años antes.

Las niñas no eran conscientes de ello, porque este título es un dogma de fe de la Iglesia que no se había transmitido a un pueblo tan sencillo y remoto.

😇 Representaciones de Nuestra Señora de Lourdes

  • La Túnica Blanca

Símbolo de pureza, santidad e inocencia.

  • El Cinturón Azul

Conectados al cielo y a la vida eterna con Dios.

  • Las manos como signo de oración

Representa la petición para que siempre podamos estar en oración.

  • El tercero en el brazo derecho

Completa el mensaje de oración.

  • El velo

Pureza, santidad y paz.

  • Las dos rosas en los pies

La promesa que cumplió de enviar un Salvador del mundo….

  • Doce Rayos

Las gracias que recibe la humanidad.

  • La frase sobre la cabeza

Confirmando que ella es María, las palabras dicen de la Inmaculada Concepción.

Nuestra Señora de Lourdes es otro título más de María que expresa todo su amor por todos los fieles, que aceptó con los brazos y el corazón abiertos la misión que su hijo Jesucristo le dio de tratar a todos como hijos suyos, cuidando y amando en todo su esplendor.

Compartela a otras personas necesitadas